​Las Vitaminas Para Pollos De Engorde son muy importantes para su mantenimiento, crecimiento y desarrollo y para mejorar la  producción de huevos en ponedoras comerciales o reproductoras. Las vitaminas se requiere utilizarlas en pequeñas cantidades diarias para evitar problemas por su deficiencia.

Entre  los síntomas que presenta un ave mal alimentada están: la depresión, falta de energía y algunas otras molestias mal definidas que pueden ser indicio de una dieta incompleta o carencia de vitaminas; sin embargo, es importante hacer análisis de laboratorio para establecer las causas de  este comportamiento.

Para el desarrollo normal de los pollos de engorde es necesaria la ingestión continua de alimentos con el fin de lograr un normal funcionamiento del organismo al proveer sus necesidades de conservación y secundariamente, transformar una parte de la ración en la producción de carne.No obstante, en la práctica no se realiza esta diferencia entre las necesidades de mantenimiento y las de producción ya que las dos forman parte de lo que se debe proveer para obtener el máximo rendimiento del ave.

Debido a ello, se han realizado diversos estudios acerca de los diferentes grupos de nutrientes, carbohidratos, proteínas, grasa, minerales y vitaminas; los cuales muestran una estrecha relación entre nutrición e inmunidad.Asimismo, se ha encontrado que signos de deficiencia y parámetros no específicos, como producción baja, variación en tasas de reproducción, etc. son asociadas con deficiencias de vitaminas. Las vitaminas ya no deben ser consideradas importantes sólo para prevenir la deficiencia de signos sino también para optimizar la salud animal, la productividad y la calidad del producto.

Por su solubilidad las vitaminas son agrupadas en vitaminas hidrosolubles, complejo B y vitamina C y liposolubles las vitaminas A, D, E, y K. Las vitaminas liposolubles tienen como característica ser solubles en grasas y aceites. No son producidas en el organismo por lo que se llegan a formar depósitos en el hígado, que garantizan los requerimientos mínimos orgánicos por varios semanas o meses.

Las vitaminas hidrosolubles si pueden ser producidas por las aves gracias a la flora intestinal de los sacos ciegos, sin embargo, dada la tasa de crecimiento o productividad de algunas líneas, a menudo estos aportes no son suficientes para cubrir por completo los requerimientos diarios.